Los beneficios de la consultoría empresarial

Escrito por 

Las estadísticas de fracaso de Pymes son aplastantes, como han recogido multitud de estudios, un 80% de las empresas desaparecen antes de llegar a los 5 años y un 90% no alcanzan los 10 años de edad; estos porcentajes cambian en función del país pero por desgracia no varían demasiado. Hoy hablamos de los beneficios de la consultoría empresarial.

Con unas perspectivas tan alarmantes, cualquier emprendedor se preguntará ¿Cómo evitar que me suceda a mí?

 

La mayoría de los motivos del fracaso de una empresa giran en torno a lo mismo.

Puede suceder que estemos demasiado ocupados atendiendo a nuestros clientes, que no tengamos tiempo de desarrollar un plan de Marketing apropiado o que no tengamos los conocimientos necesarios para desarrollar ese Marketing, que desconozcamos nuevas vías para renovar nuestra cartera de clientes, que no sepamos cómo gestionar recursos, inventarios…

Aunque los llamemos de diferentes maneras sólo son síntomas de que la enfermedad que padecemos, es la falta de experiencia y la falta de conocimientos.

 

¿Cuáles son los beneficios de la consultoría empresarial?

No se puede ser un experto en todo, cada persona en un negocio tiene una labor diferente; y hay un tipo de empleado en concreto que suele ser menospreciado por muchas empresas: el asesor o consultor.

El asesor es una persona que no es un experto en nuestro sector, pero es experto en cómo evitar que caigamos en ese 90% de empresas que fracasan, ofreciéndonos una opinión externa y objetiva de nuestro negocio, ofreciéndonos los beneficios de la consultoría empresarial en su máximo exponente.

 

Si a eso le sumamos, su capacidad de evaluar los posibles problemas antes de que aparezcan, y la habilidad de saber potenciar nuestras ventas y hacer llegar nuevos clientes, reducir gastos y un largo etc. de virtudes, es una inversión segura.

Por desgracia mucha gente cuando decide abrir su propia empresa, menosprecia esta figura y los beneficios de la consultoría empresarial, y en muchas ocasiones se da cuenta demasiado tarde de que los problemas que han acabado con ella, o que el estancamiento en el que se encuentra podrían haberse evitado fácilmente; ese es exactamente el objetivo que evitamos en una consultoría como la nuestra.

No estamos hablando solo de que los asesores y consultores dediquemos nuestra vida a orientar correctamente una empresa, sino de que ahorramos cantidades ingentes de tiempo, preocupaciones y dinero a nuestros clientes.

 

Consulta en Perfil Asesor.